sábado, marzo 14, 2009

Los mundos posibles y lo necesario

El Efecto Mariposa es una dentro de la serie bastante extensa de configuraciones ficcionales –películas, novelas, videoclips, etc.— que toman el mismo tema en la actual estación histórica, se trataría de una especie de intuición generalizada, una suerte de fantasma que recorre no solo Europa: la posibilidad de múltiples mundos, paralelos al nuestro y producto de una pequeña variación en nuestras decisiones del pasado. Es un cierto qué hubiera pasado si… que se presentifica y obnubila el acceso a la dimensión de lo real. Se trataría, así, de algo extremadamente vigente y fantasmático que se encuentra en la época.

En esta ocasión, el cortometraje Spin que se muestra arriba, es una de esas múltiples configuraciones ficcionales que juegan con la idea de las múltiples posibilidades. El final, sin embargo, qué significa...

Es probable que la vigencia de esta intuición general, de esta sensación de qué hubiera pasado si... tenga relación con aquella otra, radicalmente posmoderna, según la cual todo es posible. A la manera de los juegos de roles virtuales, en donde uno puede internarse en una o varias vidas paralelas, en uno o muchos mundos posibles, lo real resulta negado en el presente. Lo real, lo que no cesa de no inscribirse, esa dimensión a la que apunta siempre el psicoanálisis no tiene vigencia dentro de la lógica del capitalismo actual.

Y es que este universo virtual de lo que podría ser tiene, que duda cabe, una directa relación con esta ideología capitalista de lo imposible es nada. Y posee, en su fundamento, un carácter radicalmente necesario. Se trata del respeto irrestricto, maquínico y de automatón a las exigencias del mercado: detrás de las múltiples posibilidades de productos que nos ofrece está la necesidad de respetar sus parámetros de calidad, de cantidad y cualquier otro.

Publicar un comentario